’50 Sombras, El Musical’ nos convierte en un ama de casa más del desvergonzado club de lectura integrado por las alocadas Bev, Carol y Pam. Un triángulo en el que cada una aporta su personalidad modosa, moderada o extravagante, sacando todas ellas su lado más pícaro y salvaje al deleitarse con la excitante vida de Anastasia Steele y el millonario depravado Christian Grey.

El bestseller (mejor dicho, la triología) de reconocido éxito mundial se transforma en una acertada parodia en estado de gracia, suscitando las carcajadas continuas en la platea.

Los dobles (y triples) sentidos vulgares, soeces, ordinarios y extra-ordinarios nos encantan por su afinado sentido del humor. Junto con los actores, nos mordemos en labio, sacamos la Diosa del Humor que llevamos dentro y presenciamos como voyeurs la orgía de risas y dislates que se desarrollan en el cuarto rojo.

Elenco que llena nuestros huecos

El actor de Talavera de la Reina, Leo Rivera, se muestra colosal en el papel protagonista como un Christian Grey sin vergüenza, canalla y sin límites al pudor en su actuación. Bravo.

Ana Herebia como el otro personaje principal, Anastasia Steele, demuestra una voz portentosa y que las muchas horas de preparación y estudio han dado sus frutos. Gracias por ese respeto al público.

Tatán Sellés como el fotógrafo José canta, baila, actúa… No se lo pierdan (nos quedamos con la duda de si realmente es argentino porque lo borda; queremos verle más en teatros de la capital).

Carles Vallès como Elliot, el hermano ‘postizo’ de Christian nos regala un divertido contrapunto enriquecedor a la comedia representada.

No nos podemos olvidar de las tres amas de casa interpretadas magistralmente por Flor Lopardo, Paule Mallagarai y Elena Troyale dos queremos ser sus amigos).

Completan el reparto Xabi Nogales y Paula Díaz que con sus bailes, equilibrios y entrega nos hacen partícipes de cada número musical.

’50 Sombras, El Musical’ se representa en el Teatro de La Latina de Madrid.